Recetas con Thermomix

Los mejores platos para Thermomix

Moussaka Thermomix

He aquí una gran receta de moussaka, el clásico plato griego por excelencia. Cocinado con la Thermomix, y con berenjenas en rodajas, un relleno de carne picada especiada, y coronada con una suave bechamel con queso.

La moussaka tradicional utiliza carne picada de cordero, aunque la mayoría de las versiones modernas utilizan carne de ternera. Siéntete libre de utilizar la carne picada que quieras, incluso puedes utilizar pollo o salchichas picadas.

Moussaka Thermomix

Muchas versiones tradicionales de la moussaka también utilizan una capa de patatas, pero la mayoría de las versiones modernas no lo hacen. La capa de patatas le aporta suavidad al plato, y pueden ser una gran adición también.

Fiel a sus raíces tradicionales, pero con una preparación más adaptada a los tiempos modernos, esta receta de moussaka impresionará a tus invitados, incluyendo a cualquier griego nativo que venga a comer.

Ingredientes

  • 750 g de carne picada de ternera
  • 1 cebolla, pelada
  • 2 dientes de ajo, pelados
  • 2 berenjenas grandes
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1½ cucharadita de menta seca
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharada de harina
  • 100 ml de vino tinto
  • 400 g de tomates triturados
  • 100 ml de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto

Para la bechamel:

  • 50 g de mantequilla
  • 50g de harina
  • 450 m de leche entera
  • 25 g de queso parmesano, finamente rallado
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
  • Sal y pimienta negra, al gusto

Preparación

Lavamos las berenjenas (pues no vamos a pelarlas) y las cortamos en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor. Colocamos las rodajas en el recipiente varoma, sin superponerlas, repartidas en las dos bandejas. Tapamos el varoma y lo reservamos.

Ponemos la cebolla y los ajos dentro del vaso, y los picamos durante 3 segundos en velocidad 3. Con la espátula bajamos los restos que se han quedado en los lados, hacia las cuchillas.

Vertemos el aceite de oliva, el orégano, la menta, la canela, el laurel, sal, pimienta negra, nuez moscada y el tomate triturado, y lo sofreímos todo durante 7 minutos, a 120ºC y velocidad 1.

Añadimos la carne picada deshecha, lo mezclamos bien con la espátula, tapamos el vaso y colocamos el varoma en su posición para que se hagan las berenjenas también. Seleccionamos 20 minutos, temperatura Varoma, giro inverso y velocidad cuchara.

Retiramos el Varoma, pues las berenjenas ya estarán cocidas. Agregamos el vino y la harina, cocinando la carne 10 minutos más, a temperatura varoma, giro inverso y velocidad cuchara. En esta ocasión no hay que tapar el vaso, para que el relleno se reduzca. Puedes poner el cestillo sobre la tapa para evitar las salpicaduras.

Retira el relleno del vaso y resérvalo para que vaya enfriando. Me gusta montar la moussaka antes de hacer la bechamel, para que no se le empiece a formar la capa en la superficie.

Así que precalentamos el horno a 200 grados mientras montamos el plato.

En una fuente de horno amplia, colocamos la mitad de las berenjenas en una capa, y lo cubrimos con la mitad de la mezcla de carne picada. Volvemos a poner otra capa con el resto de las berenjenas, y lo cubrimos con el resto del relleno.

En el vaso de la Thermomix, calentamos la mantequilla durante 1 minuto a temperatura 120ºC y velocidad 1. Añadimos la harina y la cocinamos para que no sepa cruda durante 2 minutos, a 120ºC y velocidad 1.

Vertemos la leche, sal y pimienta, y la nuez moscada y lo cocinamos durante 7 minutos, a 120ºC, velocidad 4. Por último, incorporamos el queso parmesano rallado a la bechamel y lo removemos con la espátula.

Terminamos el plato añadiendo la bechamel por encima. Entonces ya lo podemos introducir en el horno para que se gratine hasta que la superficie comience a dorarse y esté burbujeante.