Recetas con Thermomix

Los mejores platos para Thermomix

Croquetas de cocido Thermomix

En invierno es muy habitual hacer un buen puchero de cocido madrileño, con su carne, su caldo casero y sus garbanzos. Pero a veces nos pasamos con las cantidades y nos sobra mucho cocido.

Por suerte, todas las partes del cocido se pueden reutilizar para hacer unas croquetas de cocido. Y esta vez vamos a utilizar la Thermomix para elaborarlas.

Croquetas de cocido Thermomix

La carne y los garbanzos los podemos picar bien para utilizarlo de relleno, y el caldo se puede añadir a la bechamel para darle más sabor todavía.

La cocina de aprovechamiento es así. Con los restos de un plato puedes crear otro bien distinto, pero igual de sabroso, como estas croquetas.

Cambia el jamón o el pollo por carne de cocido, y reutilízalo para crear estas croquetas llenas de sabor casero, perfectas como tapa o aperitivo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/4 de cebolla grande
  • 70 g de mantequilla
  • 170 g de harina
  • 700 ml de leche entera
  • 100 ml de caldo del cocido
  • 250 g de restos de carne del cocido, incluyendo garbanzos
  • Sal y pimienta negra, al gusto
  • Nuez moscada
  • Pan rallado
  • Huevo para empanar
  • Aceite de oliva para freír

Indicaciones

Ponemos los restos de la carne del cocido (incluyendo también garbanzos si quieres) en el vaso de la Thermomix, y los picamos durante 4 segundos, a velocidad 5.

Comprobamos la textura y picamos más en caso de que sea necesario. Retiramos el picadillo y lo reservamos.

Sin lavar el vaso añadimos la cebolla, que picaremos finamente durante 3 segundos a velocidad 5. La retiramos el vaso y reservamos.

Lavamos el vaso y añadimos la mantequilla y el aceite, que calentaremos durante 2 minutos a temperatura Varoma y velocidad 2.

Incorporamos la cebolla picada y la sofreímos durante 2 minutos, a 100º y velocidad 3. Añadimos la harina y la rehogamos durante 5 minutos, a 100º C y velocidad 2.

Vertemos la leche y el caldo de cocido, un poco de nuez moscada y sal, junto con la mitad de la carne picada, y lo programamos durante 8 minutos a 100ºC y velocidad 4. Probamos la mezcla y rectificamos de sal si es necesario.

Añadimos el resto de la carne picada y lo mezclamos bien con la espátula para que se reparta uniformemente por la masa. Vertemos la masa en una fuente o bandeja y dejamos que enfríe, primero a temperatura ambiente, y luego en la nevera.

En la nevera tiene que estar varias horas, para que la masa se endurezca y pueda manejarse. También lo puedes dejar de un día para otro.

Cogemos una pequeña porción de masa y le damos la forma característica de las croquetas con las manos. Si la masa se pega demasiado a las manos, podemos mojárnoslas con agua o enharinarlas con harina.

Una vez que la masa se haya acabado, preparamos dos platos, uno con huevo batido y el otro con pan rallado. Pasamos cada croqueta primero por huevo, y luego por el pan rallado, cubriéndolas bien.

Preparamos una sartén amplia con abundante aceite de oliva y lo calentamos a fuego fuerte. Cuando el aceite esté bien caliente, las freímos hasta que estén doradas por todos los lados.

Después las sacamos para que escurran sobre un plato con papel de cocina, y que no estén grasientas.

Consejos

Puedes picar la carne con el cuchillo si quieres mayor precisión en los trozos.