Recetas con Thermomix

Los mejores platos para Thermomix

Compota de manzana Thermomix

Muchas veces las cosas simples son las mejores, ¿no crees? Como la compota de manzana casera, deliciosamente sabrosa, ¡especialmente cuando está hecha de manzanas cultivadas en tu propio jardín!

Thermomix facilita la preparación de tu propia compota, haciéndola de principio a fin en menos de media hora.

Compota de manzana Thermomix

Tengo la suerte de tener 9 manzanos en mi jardín, y este año he aprendido que no todos maduran al mismo tiempo, así que he estado haciendo lotes más pequeños de compota de manzana durante las últimas semanas.

Si las manzanas tienen un sabor naturalmente dulce, no hay necesidad de añadirle azúcar extra, por lo que la receta es además de deliciosa, saludable.

Si no tienes tus propios manzanos, simplemente compra un par de kilos de manzanas en el mercado de tu localidad. Te recomiendo las manzanas Russet, una manzana naturalmente perfumada con una ligera piel. Su aroma me recuerda a las avellanas tostadas.

Esta receta de compota de manzana en Thermomix no es excesivamente dulce, por lo que puede usarse para muchas recetas, e incluso para los bebes y niños pequeños.

Ingredientes

  • 2 kilos de manzanas maduras, de cualquier variedad
  • 100 ml de agua
  • 150 gr de azúcar (blanquilla o moreno), más o menos cantidad, al gusto
  • 1 rama de canela o nuez moscada, para aromatizar, opcional

Modo de elaboración

Preparamos las manzanas retirándoles el tallo, el corazón y las semillas, y cualquier mancha o moretón que veamos en la superficie. Me gusta dejar la piel para darle más sabor y porque la mayoría de las vitaminas están en la piel, pero si quieres puede quitársela.

Cortamos las manzanas en cuartos y luego en trozos más pequeños, y las añadimos al vaso de la Thermomix hasta que esté lleno.

Añadimos 100 ml de agua al vaso, y el azúcar. Colocamos la tapa e introducimos la espátula. Picamos las manzanas de 10 a 15 segundos a velocidad 5, usando la espátula para ayudar a mover las manzanas hacia las cuchillas.

Retiramos la espátula y colocamos la cesta de cocción en la parte superior de la tapa para evitar las salpicaduras.

Opcional: Podemos aromatizar nuestra compota con una rama de canela o nuez moscada; o añadirle un toque de ralladura de limón para añadir sabor. Yo prefiero añadir la canela molida cuando como mi compota, para que el sabor sea más fresco.

Cocemos las manzanas durante 20 minutos a 100° C y velocidad 4, disminuyendo gradualmente la velocidad sólo para mantener los trozos de manzana en movimiento en el vaso.

Mientras tanto, esterilizamos algunos frascos o recipientes y tapas para el congelador. No olvides esterilizar también el embudo de la mermelada.

Opcional: Mezclamos 10 segundos a velocidad 6 para que la compota quede muy suave. Si te gusta la compota con trozos, omite este paso.

Vertemos la compota en frascos esterilizados y, una vez enfriado, incluso en bolsas de plástico para congelar. Dejamos que enfríe antes de taparlo y lo conservamos en el frigorífico o congelador.

Notas

La compota se conserva hasta 2 semanas en el frigorífico y hasta un año en el congelador.

¿Cómo usar la compota de manzana? Puedes comerlo directamente del frasco, poner un poco encima del yogur para el desayuno, usarlo como base para una tarta de manzana, hacer un pastel de compota de manzana, dejar caer una o dos cucharadas sobre el helado de vainilla... los usos son infinitos.

Y a ti ¿cómo te gusta comer tu compota de manzana?